5 Consejos de ahorro para jóvenes universitarios

La vida de universitario puede resultar muy complicada en el ámbito financiero si no se administra bien el tiempo y dinero, y es que normalmente hay que pagar por el material para las clases, el transporte o bien, el servicio de Internet para acceder al plano virtual en éstos tiempos. Quizás has pasado por momentos en los que el ahorro se ha vuelto prácticamente imposible, incluso, cubrir todos los gastos y dejar algo de dinero para disfrutar de una salida con compañeros.¿Es posible ahorrar dinero siendo un estudiante universitario? Desde luego que sí. Te invitamos a conocer algunos consejos que te proporcionamos con la intención de ser una persona organizada y con propósitos de ahorrar, de manera que puedas cumplir tus metas y evites situaciones en las que te encuentres limitado por no tener dinero.

1. Define una meta: lo primero y fundamental es tener un plan de ahorro y tener un objetivo claro, ya sea para el pago de tus estudios o la compra de algún bien. Por otra parte, si estás trabajando para cubrir tus gastos es importante que destines una parte de tu sueldo para ahorrar, un porcentaje razonable que no necesariamente te limite por completo. Considera también crear un fondo de emergencia que cubra al menos tres meses de tus ingresos por si pierdes el empleo o bien, para gastos médicos o cualquier imprevisto.

2. Establece un compromiso: para lograr una buena independencia económica es crucial que fijes una cantidad de dinero a la semana o al mes para el ahorro. Lo ideal sería reunir al menos el 10% del salario en una cuenta de ahorros que te permita generar intereses.3. Coloca el dinero en donde no tengas fácil acceso: una buena forma de evitar gastar el dinero ahorrado es destinarlo en una cuenta específica. Puedes hablar con tu empleador en la institución bancaria para que tu pago sea depositado en tu cuenta de ahorros.

4. Decide dónde colocar tus ahorros: este consejo va relacionado con el anterior. En este caso, debes analizar las mejores opciones para guardar tu ahorro, ya sea en una cuenta bancaria que tenga algún producto de ahorro programado a largo plazo u otra alternativa confiable que mantenga tu dinero a salvo.5. Recorta tus gastos: busca la manera de incrementar tu ahorro y reducir los gastos. Para esto se necesita de mucha organización y voluntad, pues se deben identificar muy bien las prioridades y los deseos o gustos, en función de tratar de reducir aquellos gastos que no son tan necesarios.

Establece un presupuesto y define cuáles son cada uno de tus gastos mensuales. Recuerda que el ahorro es un hábito que sin duda te ayudará a ser más organizado. Mientras más pronto comiences y te propongas, podrás cumplir más rápido cada una de las metas que tengas en mente.